Testimonios

Las clases de yoga me resultan beneficiosas, ya que estoy consiguiendo momentos de menos nerviosismo y consigo un mayor control en ciertas situaciones; como las sesiones de osteopatía de Pablo que se complementan a la perfección con las clases, por lo que la mejoría se incrementa. P.V.

 

Mi experiencia con el yoga comenzó hace algo más de un año y comencé en Yogasadhana porque conocía a Montse “virtualmente” a través de facebook. Al yoga no me acerqué por curiosidad, más bien recurrí desesperadamente a él para que me ayudara con mi insomnio. Y puedo decir, después de todo este tiempo, que el yoga no solo me ha ayudado, si no que me ha hecho un gran regalo, me ha dado la CONSCIENCIA de mi cuerpo, algo que puede parecer muy banal o que creemos que dominamos, pero estamos muy alejados de la realidad en ese aspecto. Recomiendo Unnata a todo aquel que necesite volver a ser niño durante hora y media a la semana, es un auténtico gustazo hacer todas esas virguerías con la hamaca, sentir que estás por encima, “elevado” de lo que no importa y abierto a lo que el Universo te ofrece. A.B.G.

 

Gracias a vosotros he disfrutado más de todos mis embarazos. Gracias a vosotros he disfrutado increíblemente de mis partos. Gracias a vosotros el yoga es para mí una filosofía de vida y de vez en cuando agujetas. Namaste. C.A.T.

 

Soy una mujer de 52 años muy sedentaria, de hecho si por mí fuera solo movería el pie del acelerador, aunque siempre he sabido que era muy importante cuidar el cuerpo haciendo algún tipo de ejercicio, especialmente para personas como yo con tendencia a olvidar que tienen cuerpo. Hace unos años lo intenté con el yoga pero no me gustó, la profesora me resultaba exigente y yo nunca llegaba a donde se esperaba de mí, no conseguía una postura por muy simple que fuera, en fin, que no lo volví a considerar. Pero hace unos meses me inicié con el Unnata, ni más ni menos! un poco por compromiso y por sentimiento de culpa hacia el cuerpo. Me parece increíble lo que Montse ha conseguido de mí, hace que las clases sean una experiencia de logros, de fuerza, de bienestar, de aceptación, de más conciencia, de auto conocimiento… de relax. El yoga solo no obra milagros, necesita ser interpretado por alguien como ella, ya que además de su amplia formación parte de una gran vocación y sobre todo de una experiencia y desarrollo personal que se deja ver en sus clases Tengo la oportunidad de participar también en las clases de Pablo, y sus conocimientos, su madurez y su particular forma de sentir y expresarse hacen que sus clases sean igualmente amenas y constructivas, de tal palo tal astilla! En fin, que han conseguido que me cuelgue de las telas y disfrute dejándome caer, confiada, permitiendo que mis vértebras y discos se relajen y descansen, que mi “niña interior” se divierta un rato como en los viejos tiempos y… mis arruguitas se disipen un poco. F. L.

 

TESTIMONIOS DE ALUMNOS QUE HAN REALIZADO EL CURSO DE FORMACIÓN YOGA AÉREO UNNATA:
Unnata yoga para mí ha sido descubrir la sensación plena de soltar, de rendición a algo superior, de abrirte a la situación en que te encuentres. Unnata te enseña a estar aquí y ahora, porque la conciencia del cuerpo y sus sensaciones es muy poderosa. Unnata ha sido, además, tomar conciencia de mi parte posterior del cuerpo, por la fuerza que se desarrolla en las extensiones, lo cual ha sido muy equilibrante. Es un yoga muy tonificador y divertido, es completo y te permite integrar sus asanas con las asanas de suelo, y ambos yogas se complementan muy bien. A la vez, Unnata es espiritual, entendiendo lo espiritual como la consciencia de pertenencia a algo Superior. Doy las gracias por haber conocido a Montse y al Yoga Unnata. L.V.
Para mi sorpresa, el Curso de Unnata, ha sido una de las mejores experiencias que he vivido en los últimos años. Digo mi sorpresa, porque no esperaba que el Curso fuera tan intenso en todos los sentidos.
En el aspecto didáctico, el curso ha estado repleto de información óptima, incluso en momentos, para mí, demasiada para poder asimilarla de golpe, pero ya se sabe que todo el material habrá que ir estudiándolo poco a poco todavía.
En el aspecto espiritual ha supuesto para mí un gran aprendizaje y crecimiento incluso para las clases de Hatha que imparto.
En el aspecto humano y personal de Montse, la profesora, sólo tengo una forma de expresarlo: EL AMOR EMANABA DE ELLA ENSEÑÁNDONOS, Y QUE SE PUEDE DECIR MÁS DE UN CURSO EN EL QUE CONECTAS CON EL AMOR. P. A.

 

Para mí ha sido toda una experiencia, muy interesante y útil, no solo por los beneficios que Unnata aporta al yoga en cuanto a alineación, relajación, identificación de tensiones, ayuda para comprender las asanas, auto superación no competitiva…ha sido especialmente intenso, y a la vez divertido y enriquecedor en todos los aspectos. El estudio es precioso, en él me he sentido muy a gusto, pero lo mejor es como Montse imparte las clases, la forma en que nos cuida, todo lo que nos enseña y su preciosa energía y permanente buen humor. Hemos tenido además la suerte de que Pablo compartiera con nosotros un poquito de su sabiduría, que es mucha. Estoy feliz por haber formado parte del curso, no me lo habría perdido por nada del mundo! C. B.

La formación de Yoga aéreo Unnata en Rishikesh ha sido una experiencia que me ha marcado positivamente.

Es cierto que ir en época de monzón es duro para una formación tan intensa, sin embargo he de reconocer que por otro lado ha ayudado significativamente a integrar de forma mucho más profunda lo que Yoga Aéreo Unnata aporta en la vida. Pues no olvidemos que ante todo estamos practicando Yoga, y ésta es una práctica que es más que un simple ejercicio físico. Cada asana, cada secuencia y cada OM!  fue pura lección y sanación física y espiritual.

El lugar donde se impartió no cabe duda que está cargado de buenas energías, la fuerza del Ganges que tan cercano pasa, arrastra todo aquello que uno necesita soltar para aprender más y mejor. Además de contar con unas estancias agradables, una comida sabrosa y un trato exquisito por parte de los empleados.

La formación en sí es de gran calidad, bien estructurada y seriamente evaluada. La instructora, Montse, encarna ese esfuerzo por integrar la seriedad e importancia de una buena formación con la dulzura y diversión necesarias  para que termines entregando tu corazón al  Yoga Aéreo Unnata.

Sólo puedo terminar diciendo Om Shanti Shanti Shanti.  K.M.

Leave a Reply